Algunas dudas económicas – de tiempo y coste – en vehículos 100% eléctricos (tras pruebas reales)

 @PCerveraRuiz

Tras probar a fondo un vehículo eléctrico considero que el aspecto económico del mismo carece del mismo desarrollo que algunas partes de su tecnología. Me gustaría discutir con ustedes por qué.

Como definición de partida: un coche eléctrico 100% es un coche que no genera emisiones de C02 en su funcionamiento diario (sí , claro la eléctrica que genera la energía),cuya tecnología aún se halla en desarrollo y que no proporciona al consumidor la utilidad que espera de un vehículo.

Hoy son vehículos de perfil urbano, escasa potencia, y uso muy sofisticado, entendiendo por esto que no pueden ser utilizados por cualquiera para cualquier cosa. Todo ello deriva de dos aspectos: el grado de “lanzamiento” en el que está el producto y la indefinición estratégica que aún tienen las marcas sobre ellos.

Es cierto que la estrategia de híbridos sí está desarrollada. Hasta hace poco parecía la solución perfecta hasta que se comenzó a reflexionar sobre la deseconomía que suponía a un vehículo acarrear 100 kilos en gasolina que no va a utilizar o una gran batería que le impide, por ejemplo, tener el tamaño adecuado de depósito de gasolina. “Pasemos a conductores híbridos multicoche” se dijeron las marcas. Un conductor tendrá dos coches. De ahí nacen los 100% eléctricos.

Diversas cuestione sobre los VE, no exhaustivas:

Autonomía:

Un coche que garantice al menos 100 km de autonomía es admisible en ciudad y difícilmente aceptable para carretera. No es sólo cuestión de que no nos deje tirados sino de soportarlo psicológicamente. Advierto de la conveniencia de probarlo salvo que se viva en un entorno muy controlado.

Sólo parece viable con pequeñas opciones de hibriden la generación de eletricidad: un muy buena pero abusivamente cara es la incorporación de un motor de moto que genere electricidad. (BMW)

Coste

Según endesa (de algún modo parte interesada pero una fuente aceptable de información:  “Dependiendo del tamaño del vehículo varía entre los 10kWh/100km para un utilitario urbano (…). Para un consumo medio de 15 kWh/100km, recargando en horario nocturno, puede suponer un coste de unos 1,5€/100km, frente a un mínimo de 8,45€/100km de un vehículo de combustión tradicional.

Me temo que el coste es superior porque la autonomía y rendimiento es inferior, calculo el doble , como mínimo,de esa cifra.

Tiempo: Los puestos de carga en zonas públicas pueden ser encontrados fácilmente en según que ciudades. Contamos con centros comerciales, Ikea, algunos puestos ciudadanos y por supuesto gasolineras que dispongan del servicio. No son muchas pero las hay.

La verdadera dificultad y deseconomía es el tiempo. Ganar una autonomía adicional de 10-20 km puede generarnos un tiempo de carga (normal) de 25 minutos. Este tiempo es inviable. Cargar un coche en un viaje de 200 km nos obligaría a “descansar” y cargar el coche durante mínimo 1 hora en carga rápida, 5 horas en carga “normal”.

Sólo es viable si se cuenta con cargadores rápidos, que tienen un coste adicional. Con ello volvemos a tener la sensación de ser “early adopters” que tienen que comprarse 10 periféricos para hacer lo que antes hacían con total simplicidad.

Es cierto que debemos estar acostumbrados: somos miles los que llevamos un cargados de iphone para intentar llegar a las 5 horas de autonomía que no nos brinda un aparato bonito, versátil y con claros puntos débiles en autonomía y peso.

Para una carga completa del vehículo, el tiempo de carga, utilizando modo normal es de 6 a 8 horas. Esto es : sólo puede hacerse en carga en el domicilio o trabajo.

Tecnología complementaria: los vehículos eléctricos incorporan potentes utilidades de navegación, memorización de ubicaciones de recarga y hasta apps embebidas en el vehículo que reservan hora en electrolineras (el BMW i lo hace).

Diagnóstico final: la autonomía y la potencia debe ser mejorada salvo que se aplique a pseudo coches como smart o remedos de carrito de golf urbano. Son por el contrario silenciosos, limpios, discretos. No consigo imaginar cómo sería una ciudad sólo con ellos, una maravilla.

Creo que los vehículos han sido lanzados sin pensar en el consumidor ni sus necesidades y que fracasarán de manera estrepitosa a no ser que salga pronto una nueva generación de ellos.

En mercados como EEUU con energía más barata y gran cantidad de unifamiliares (en los que se carga el coche por la noche) los inconvenientes antes citados cambian de magnitud (veáse el éxito de los TESLA) pero algunos aspectos permanecen como las limitaciones para verdadera autonomía más allá del límite del circuito diario conocido.

No los veo económicos ni en tiempo (sobre todo) ni en dinero y por ello una mala decisión para un particular. Sin embargo ahorran externalidades tales como residuos y emisiones. Por ello los veo como una opción a promover por la administración (subvención) y algo de adopción obligatoria para servicios públicos o vehículos omnipresentes en la ciudad como los taxis.

2 Comentarios | Leído 142 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 opiniones en “Algunas dudas económicas – de tiempo y coste – en vehículos 100% eléctricos (tras pruebas reales)”

  1. José dice:

    Subvenciones? o sea que paguemos a escote entre todos estos caprichos?
    Cero emisiones? ¿Es que la electricidad se produce sin emisiones? Que no las produzca el coche no signifia que no las produzca la central eléctrica.
    Coches eléctricos=basura publicitaria (hoy día)

  2. Nrgman dice:

    175 watios hora! Està muuy bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *