Los Costes desconocidos o eclipsados | Pedro Cervera

Los Costes desconocidos o eclipsados

@PCerveraRuiz

Hace unos días escribía un pequeño artículo sobre los “costes eclipsados”. Aquellos que no vemos por otros factores. Un ejemplo clásico era el coste asumido por una empresa por la indecisión de enajenación de un inmueble, que era considerado mucho más valioso que lo que el mercado reconocía. Aunque como veremos al final, dentro de este mini caso, se esconden otras actitudes.

“La noción de valor de un activo suele estar adulterada por la perspectiva subjetiva del mercado, el valor en sí mismo y por supuesto por la infravaloración habitual del coste del mantenimiento, actualización, aseguramiento, y cuidados en general que cualquier activo real requiere.

Ejemplos de errores en la estrategia de análisis de costes asociados a un activo abundan. (…)La empresa, real, embargó en 2011 a un acreedor un bien inmueble tasado en 2 Millones de euros en 2006 .Los valores de mercado de ese tipo de inmuebles disfrutaban en ese momento de valoraciones excesivamente afectadas por un período de exuberancia de mercado que, además, se confirmaba por no pocos “testigos de venta” o puntos de referencia para la valoración. La deuda original de la empresa era de 3 Millones. La entrada del bien en el balance de la empresa se produce efectivamente en 2011. La estrategia original de la empresa era liquidar el bien en el menor tiempo posible pero fue detenida por varios argumentos de peso: la liquidez que podría aportar la venta del inmueble era a costa de la venta en un período de absoluta caída de precios inmobiliarios. La estimación del valor de venta era de 1 Millón, lo que suponía un 50% de aquel valor de tasación y apenas un 33% de la deuda original.

La venta fue pospuesta y se mantuvo el bien en balance. Tras 2 años, en los que se generaron coste por impuestos, seguros y mantenimiento por 60.000 euros, el bien sigue en el inmovilizado de la empresa. Hoy se pregunta la empresa si la decisión original fue la adecuada y reflexiona sobre los siguientes parámetros:

Todos los directivos de la empresa reconocerá esos costes explícitos -impuestos locales, seguros, seguridad, mantenimiento-

pero ninguno recoonocería como costes:

La liquidez no generada por el inmueble, 1 M€ , que ha tenido que ser soportada sobre sus líneas de crédito que han tenido una media de un 5% de coste en estos dos últimos años.

La rentabilidad de su negocio se ha mantenido alta, alrededor de un 20%. Así, el dinero, por poco que fuese el obtenido en momento inicial hubiese sido reinvertido en la empresa y generado ese importe.

A ello se une que, en la opción de retener el inmueble se aposta por valor futuro. Y este valor futuro es además, sólo probable por lo que realmente debería aplicarse una probabilidad a cualquier importe (por ejemplo, 5% de probabilidad de que supere los 3Millones = cantidad a añadir al valor actual comprobado). Llama la atención que esa reflexión que llevaría a reducir además el valor de mercado no suele hacerse en el análisis de decisiones de este tipo.

Por qué se ocultan estos costes y cómo mostrarlos. Bueno, lo segundo es algo más fácil: basta una buena contabilidad de dirección y gente que la sepa explicar.

Lo primero es más duro:

los directivos implicados en la decisión, eclipsarán invariablemente , con otros datos, la verdadera ecuación del beneficio o coste, y protegerán, sobre todo, por encima de la cuenta de resultados, su propia decisión. La manipulación de información base para decisión es, sin duda, rentable…..para el beneficiario de la misma.

2 Comentarios | Leído 60 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 Respuestas a “Los Costes desconocidos o eclipsados”

  1. JESUS GARCIA dice:

    Estimado Sr Cervera

    Me parece acertado su comentario. Creo que lo que encierra este articulo es lo que en Economía se le llama Coste de Oportunidad.

    El hecho de no liquidar el citado inmueble causó unos costes implícitos en formada de sacrificios que la empresa. Rentabilidades no conseguidas, necesidades de financiación no cubiertas,…

    ¿oPINA usted lo mismo?

    Gracias

Enviar Comentario

*