Parachoques | Pedro Cervera

Parachoques

@PCerveraRuiz

Contaba un antiguo socio mío (Thierry L., me pide que lo nombre) que en su experiencia , fusiones y adquisiciones de empresas grandes,  el valor de un directivo es directamente proporcional al número de subordinados o iguales que puede sacrificar en caso de necesidad.

Thierry solía poner ejemplos de verdaderos desastres corporativos. La regla general era que la posición final del primer directivo ( y ad lateres) era mejor cuanto más dramático había sido el proceso. La razón es sencilla: mayor desastre (quiebra, ERE) , mayores bajas, más sacrificios = más protección y mejor recompensa al admitir tamaño sacrificio (traslados, despidos, deslocalización).

Aún me suele salir la regla si la calculo en nuevos casos: ejemplo, valor de un DG de una empresa de 1000 empleados = 999.

La noción de parachoques es ésta. Alguien que para los golpes. Y esta regla aplica también para equipos pequeños, sobre todo si son objeto de gran desgaste interno. No olvidemos que el fuego amigo tiene más puntería.

La habilidad es seleccionar de forma adecuada  colaboradores con alma, ya activa ya pasivamente,  de asumir problema y , por ende , sacrificio propio. Ser parachoques puede ser algo vocacional, aunque el propio sujeto no lo sepa.

Hay otros dos sectores en los que la búsqueda del chivo expiatorio es esencial. Adividen cuáles. Uno muy de moda.

Idealmente debe combinarse este sistema con otros como una segunda técnica es más discreta: cualquier decisión debe ser tomada en al menos 2 diferentes niveles de decisión, bien concéntricos bien transversales. Así , la trazabilidad es casi imposible.

Un directivo protegido por varios círculos de decisión y con una división, departamento, sección en formación tortuga es casi inmune a ataques.

Sólo puede recibir un golpe si da vuelta de campana y no lleva arco de protección. Es entonces cuando puede darse cuenta que el también era un parachoques para otro.

 

Sin comentarios | Leído 48 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Enviar Comentario

*