Pilates en EC1 o “los ricos” también aman las gangas

@PCerveraRuiz

Estoy suscrito a varios Groupon.  Tiene ironía porque en su momento aposté contra ese negocio y sigo sosteniendo que no le veo valor. En el largo plazo la oferta devalúa el servicio, que será rechazado en un futuro por el consumidor porque no le concederá mayor valor que el que pagó a través del cupón.

El ejemplo que traigo es del Groupon de Londres. En él se anuncia una serie de posibilidades de acceder a clases dirigidas de Pilates –superdisiciplina para mantenerse en forma- en EC1 que es el distrito postal de la City. Una oferta muy conveniente por la buena mezcla que supone poder hacer ejercicio descontraturante, fortalecedor, etc en la puerta de la oficina.

El EC1 agrupa la mayoría de las sedes de las empresas y fondos que usted podría citar, incluso tras el auge de las Docklands y está lleno de servicios de conveniencia: restaurantes, falsos pubs, gimnasios, algunos centros comerciales medianos y , por cierto, decenas de rincones francamente bonitos, en su mayoría ajenos a las oficinas.

Si alguien trabaja en el EC1 tiene un buen nivel salarial.  La oferta no se dirige a vecinos – es altamente improbable que un cliente de groupon viva allí- sino que busca habitantes diurnos de la oficinas cuyo sueldo seguramente tendrá un factor 2 sobre la media de su categoría en otro distrito (salvo otros mejores: Mayfair, por ejemplo). Desde luego no es rico, ya que necesita trabajar pero sí tiene un buen nivel de renta.

El hecho de promocionar vía precio Pilates, que es un producto de consumo de lujo, en esa zona es contradictoriamente llamativo. Es como presentar una oferta de 3 x 2 en Champagne francés.

Mi propuesta es

  • La clase asalariada de nivel medio ve restringido su poder adquisitivo de manera global y permanente.
  • Incapaz de aceptar la derrota se vuelca más en consumir lo considerado bueno aunque sea en menor medida.
  •  Adicionalmente sólo a través del impulso de compra, que no de ahorro, logra satisfacción suficiente que explique su vida y logros.
  •  En cualquier caso su inteligencia y nivel cultural le lleva a desear que la decisión de compra sea inteligente.
  • Esa decisión lo sitúa por encima de la clase adinerada, en cuanto a inteligencia de compra.

Hay otra posibilidad más triste para mí: puede que Pilates ya no sea un producto de lujo – y yo lo crea- y que el EC1 (que es el barrio más alto que he podido conocer a fondo), sólo sea un hub de asalariados.

Sin comentarios | Leído 167 veces
Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *